Rough translations

Buenos líderes

Anoche me quedé mirando un par de charlas de Simon Sinek en TED. Una de ellas se titula “Porqué un buen líder nos dá seguridad” y no me canso de recomendarla. (Este es el link a la charla: https://www.ted.com/talks/simon_sinek_why_good_leaders_make_you_feel_safe). En esta charla Sinek habla de un círculo de seguridad y confianza, usando sus palabras “puedes dormir de noche ya que tienes la certeza de que alguien en ese círculo de seguridad está atento a los peligros que puedan merodear”.

En su charla el continúa hablando de liderazgo y como el líder establece las pautas. De cómo el lider genera que la gente que trabaja en una organización se sienta segura, de cómo un líder genera este círculo de seguridad. Sinek se explaya explicando como el temor puede destrozar una empresa desde adentro, cuando este temor es generado por la falta de confianza; también dá la contrapartida de cómo cuando hay confianza, todas las fuerzas y recursos se unen para generar y lograr metas.

La parte que mas me interesó es cuando habla de crianza, y de como los padres se transforman en líder : “el líder: una persona que tiene una posición de poder, aquél que nos guía e inspira; una persona a la cual seguimos, no porque debamos hacerlo, sino porque queremos – porque nos inspiran, porque nos dá una sensación de seguridad, porque confían en nosotros y a cambio, nosotros confiamos en él”.

Simon Sinek es un orador motivacional y consultor para compañias (este es el link para mas detalles https://en.wikipedia.org/wiki/Simon_Sinek) y la pregunta del porqué relaciono a Sinek y sus conceptos con la crianza y la infancia, está en el aire.

Muy simple: Si le quito a la crianza toda la subjetividad, todo se resume en ser un buen líder. Si, un buen padre es un buen líder! Un niño entrega su vida a un padre, de forma implicita y sin cuestionar, durante varios años. Un niño confía con fé ciega en el líder. El padre es aquel que hace que el niño se sienta seguro, que inspira al niño, quién educa, quién confía en este niño, quién otorga a este niño oportunidades para crecer, para equivocarse. El padre es aquél que va con mano de hierro en guante de seda.

El padre es aquél que construirá este círculo de seguridad y quién estará atento a los peligros externos a este círculo para que el niño pueda dormir tranquilo (parafraseando a Simon Sinek) y será el trabajo del padre generar este círculo. A modo de generosa bonificación, cuando hay confianza habrá como resultado, abundancia de voluntad para lograr, para crecer, para generar y para contribuir.

Por una crianza fabulosa, por un liderazgo sin igual, por fallos épicos y sorprendentes remontadas.

Gracias, Simon Sinek.

Fundamentally human.

“Hoy, ordenando papeles, encontre la cita que escribo a seguir.

Mas allá de lo que creas, tal vez decepciones a la gente, pero aun así serás lo suficientemente bueno.

Tal vez cometas errores, pero aún así serás capaz y talentoso.

Tal vez la gente se desilusione contigo, pero aún así serás digno de ser amado.

Todo el mundo se equivoca, todo el mundo desilusiona, todo el mundo decepciona.

No porque seamos inadecuados o fundamentalmente ineptos, sino porque somos imperfectos y fundamentalmente humanos.

Esperar algo distinto, diferente, es prepararse para el fracaso.

Daniell Koepke

Creo que habría que recordarlo todos los días. Aún cuando intentamos ser las mejores versiones de nosotros mismos, cada día, todos los días, aun somos, como dice la cita, fundamentalmente humanos, y somos, al fin del día, propensos a equivocarnos, a desilusionar, a errar.

Esto debería de enseñarse a los niños, así pueden abrazar su humanidad de lleno, ser perfectamente imperfectos, fundamentalmente humanos.

Y también habría que enseñar, en cátedras magistrales, lo importante que es reconocer nuestras imperfecciones, y obrar sobre ellas. Y equilibrar la balanza una vez más, hasta la próxima vez.

P.S. Dear Daniell Koepke, thank you for writing this. Whomever you are, wherever you are.

Advertisements